Seleccionar página

Publicado el 22 de abril de 2019 por Carlota V.

La impresión 3D puede considerarse un método de fabricación más ecológico porque permite consumir solo el material necesario. A diferencia de las técnicas de producción sustractivas que por definición desperdician recursos al producir. Algunos proyectos del sector destacan este aspecto más ecológico y sostenible al ofrecer múltiples soluciones para el reciclaje de nuestros residuos. Con motivo del Día Mundial de la Tierra hoy, te invitamos a descubrir 12 proyectos que combinan la impresión 3D y el medio ambiente, ofreciendo una alternativa de producción más respetuosa con nuestro planeta. Por supuesto, ¡esperamos ver aumentar el número de proyectos a lo largo de los años!

1. Protociclador de ReDeTec

La máquina ProtoCycler fue desarrollada por la empresa canadiense ReDeTec para reducir la cantidad de residuos asociados con la impresión 3D. Después de imprimir, la empresa se dio cuenta de que una gran cantidad de material acababa finalmente en la basura. Por ello, ha creado una solución de fabricación aditiva que también es un sistema de reciclaje: permite fabricar su propio filamento de plástico a partir de residuos reciclados o gránulos vírgenes. ProtoCycler ahora puede reciclar la mayoría de los plásticos más utilizados en el mercado y pronto debería ampliar su gama de materiales. ¡A largo plazo, la empresa espera que este sistema de reciclaje reemplace a los contenedores de plástico!

2. TI SHR3D de 3Devo

Fundada en 2015, esta joven empresa holandesa desarrolló SHR3D IT en 2017, una máquina capaz de transformar tus residuos plásticos en gránulos imprimibles en 3D. Combina las capacidades de una trituradora, capaz de reciclar 5,1 kilogramos de plástico en solo una hora. Además de este innovador sistema, la startup ha lanzado una máquina que te permite crear tu filamento directamente a partir de estos gránulos. 3Devo ofrece un completo sistema de economía circular que permite a los usuarios crear su propio material de impresión 3D.

3. La iniciativa Precious Plastic de los Países Bajos

Aún en los Países Bajos, la iniciativa Precious Plastic tiene como objetivo luchar contra la contaminación plástica. La iniciativa desarrolló máquinas que permiten que cualquier persona recicle plástico y también brinda reuniones para cualquier persona que necesite aprender a usarlo. Estas soluciones incluyen una trituradora, un sistema de extrusión para crear filamentos de impresión 3D y una máquina de inyección y compresión. Todas las máquinas son de código abierto y se pueden ensamblar fácilmente en casa para alentar a la mayoría de las personas a involucrarse contra la contaminación plástica.

4. Refil ofreciendo filamentos reciclados

Refil es una pequeña empresa de los Países Bajos que recicla plásticos de diversas industrias y luego los convierte en filamentos para impresoras 3D FDM. Este proyecto pertenece al estudio de diseño Better Future Factory, especializado en desarrollos sostenibles. Actualmente han desarrollado con éxito 4 tipos de filamentos 100% reciclados: ABS desarrollado a partir de tableros de automóviles, filamento PET a partir de botellas de plástico, PLA a partir de plásticos blancos como envases de yogur. Y por último, pero no menos importante, su nuevo desarrollo: el filamento HIPS, creado a partir del reciclaje de viejos frigoríficos. Una de las bobinas de estos filamentos ronda los 30€, un precio no muy alejado del resto de filamentos del mercado.

5. Francofil ofrece filamentos bioplásticos

Es una startup francesa que ha desarrollado filamentos 3D basados ??en bioplásticos llamados: NaturePlast. Estos filamentos se derivan de diversas industrias, reciclando diversos productos que proporcionan filamentos de mejillones, ostras e incluso vieiras. También reciclan residuos de trigo y café. Recuerda a unos filamentos creados por la empresa americana 3Dom. Actualmente los precios para imprimir en 3D con un filamento de ostras y darle un toque muy original a tus proyectos es de 35€.

6. Filamento de cáñamo que ofrece combustible 3D

3D Fuel es otra pequeña startup dedicada a la fabricación de materiales de impresión 3D, más concretamente filamentos con ayuda de materiales reciclados. Al igual que la empresa francesa Francofil, esta pequeña empresa estadounidense ofrece filamentos de desecho de café. También tiene en su gama filamentos a base de cerveza y un filamento PET gracias al reciclaje de botellas (e incluso uno de basura reciclada). Uno de sus productos más destacados es el desarrollo de un filamento 3D a base de cáñamo, un material que destaca en la industria por sus diferentes posibilidades y capacidades de producción además de no dañar el medio ambiente. Una bobina de este material se puede adquirir en la web de combustible 3D desde 45€.

7. Proyecto Millón de Olas

El Proyecto Million Waves tiene como objetivo convertir los desechos plásticos en prótesis impresas en 3D. Esto reducirá la gran cantidad de plástico en las playas y en los océanos y brindará soluciones médicas para los países en desarrollo. Desde su inicio el verano pasado, el Proyecto Million Waves ha mostrado resultados prometedores y podría ayudar a muchas personas en el futuro, al mismo tiempo que libera los océanos de al menos parte de la basura. Con una app se pueden registrar las distintas personas que necesitan una prótesis y los voluntarios que pueden imprimirla. Después de realizar diferentes mediciones, se puede hacer una prótesis de bajo costo (alrededor de $45).

8. Arrecife artificial por XtreeE

En 2017, la empresa francesa XtreeE instaló el primer arrecife de coral artificial impreso en 3D del mundo en el Parque Nacional Calanques, en el sur de Francia, para restaurar un hábitat ecológico perdido. Junto a Seaboost (Grupo Egis) combinaron sus conocimientos en impresión 3D de gran formato y diseño en biología marina para crear este innovador arrecife con impresión 3D de hormigón. Con la tecnología de impresión 3D de XtreeE, este arrecife de coral podría imprimirse cerca de la naturaleza. A fines de 2018, la empresa informaba sobre los primeros habitantes del arrecife.


9. Imprime tu Ciudad!

Imprime tu Ciudad! utiliza la impresión 3D de gran formato para transformar los desechos plásticos en muebles impresos en 3D para las ciudades. Esto cierra el ciclo del plástico y la población local puede participar activamente en el diseño urbano. Imprime tu Ciudad! Es socio de The New Raw que ya ha llevado a cabo el mismo proyecto en Thessaloniki, Grecia. El programa combina con éxito el reciclaje de plástico y la colaboración de las personas para el embellecimiento de sus ciudades.

10. WASP: la sostenibilidad en el centro de sus proyectos de impresión 3D

En 2015, el fabricante italiano de máquinas de construcción presentó su máquina BigDelta. Inicialmente tenía como objetivo permitir la construcción de viviendas asequibles. La máquina es una impresora 3D de 12 metros de altura diseñada para construir viviendas. Un año después, el grupo anunció que podrían construir una aldea ecológica completa llamada Shamballa, en Italia. La iniciativa fue imprimir en 3D la mayoría de las casas y edificios utilizando su solución de fabricación aditiva con materiales locales y naturales. La filosofía del grupo es que las tecnologías de impresión 3D puedan estar disponibles para satisfacer las necesidades primarias de las personas de forma sostenible. De hecho, en 2018, WASP actualizó su impresora 3D de construcción y lanzó Crane WASP: una impresora 3D colaborativa y modular con varias configuraciones. WASP probó su máquina por primera vez en un proyecto llamado Gaia, una casa impresa en 3D a partir de una mezcla de tierra, paja y compost.

11. Solar Voyager: Creando conciencia con un vehículo eléctrico impreso en 3D

La asociación holandesa Clean2Antarctica apoya un estilo de vida sin desperdicio al promover el desarrollo de alternativas sostenibles a nuestras formas de vida actuales. Para alentar a las personas a ver los poderes de las tecnologías de impresión 3D para la sostenibilidad, la asociación se asoció con personas con la experiencia necesaria para imaginar el Solar Voyager. El vehículo es eléctrico y está fabricado en gran parte con residuos plásticos reciclados. Todos los materiales de este vehículo todo terreno fueron encontrados por jóvenes mineros urbanos. Recolectaron desechos plásticos en las calles de sus ciudades natales o los recolectaron de contenedores de basura para hacer la carrocería impresa en 3D del vehículo. Los fundadores de Clean2Antartica llevaron el vehículo, impulsado por el sol, en una expedición al Polo Sur en la Antártida. El significado era obvio: la Antártida contiene el 90 % del hielo del mundo y no pertenece a nadie, lo que la convierte en un lugar sin desperdicios. En otras palabras, no hay mejor lugar para tomar el Solar Voyager para crear conciencia.

12. Upprinting Food: Desperdicios de comida convertidos en deliciosos bocadillos impresos en 3D

La producción en masa de alimentos solo ha exacerbado el problema del desperdicio de alimentos; ocurre a lo largo de la cadena alimentaria durante el procesamiento, la distribución y finalmente el consumo. Una joven empresaria de los Países Bajos, Elzelinde van Doleweerd, se dio cuenta del problema y desarrolló un proceso que recicla alimentos que, de otro modo, se desperdiciarían. Debido al éxito de su proyecto, fundó la empresa Upprinting Food, que produce bocadillos impresos en 3D a partir de desperdicios de alimentos. Por ejemplo, usando pan viejo, desarrolló una pasta alimenticia que podría imprimirse en 3D en una alternativa más sabrosa. Al hacer una pasta con la comida y almacenarla en recipientes sellados, la comida no tiene el problema de estar expuesta al aire y echarse a perder. Upprinting Food está trabajando actualmente en un proyecto en China, donde el problema del desperdicio de alimentos es particularmente alto, especialmente en el caso del arroz. Finalmente, sus creaciones también son muy únicas y elegantes, disimulando hábilmente el origen de la comida.

¿Qué opinas de estas 12 iniciativas? ¡Háganos saber en un comentario a continuación o en nuestras páginas de Facebook y Twitter! Suscríbase a nuestro boletín semanal gratuito aquí, ¡las últimas noticias sobre impresión 3D directamente en su bandeja de entrada!

¿La impresión 3D es realmente sostenible?

El método de construcción mediante impresión 3D reduce los residuos y las emisiones de CO2. Varias nuevas empresas están posicionando la impresión 3D como la próxima opción sostenible, eficiente y asequible más atractiva para la construcción de viviendas.

¿El material de impresión 3D es ecológico?

La impresión 3D requiere mucha energía y, a menudo, utiliza materiales no biodegradables. Por ejemplo, el ABS está hecho de petróleo. Es uno de los materiales de impresión 3D más comunes cuando se trata de extrusión de filamentos. Sin embargo, las innovaciones ahora ofrecen la oportunidad de imprimir en 3D de manera ecológica y responsable a un costo menor.

¿Cómo se puede hacer que la impresión 3D sea más sostenible?

Miremos más de cerca.

  1. Diseñe de manera más eficiente. Las impresoras 3D pueden fabricar piezas con formas y características inalcanzables con otros métodos de fabricación.
  2. Utilice menos materia prima.
  3. Reparabilidad y repuestos.
  4. Hacer piezas localmente.
  5. Eliminar inventario.
  6. Agilice la fabricación.
  7. Fábricas más pequeñas y silenciosas.

¿Qué materiales sostenibles se pueden imprimir en 3D?

Contenido

Nombre Materiales Fuente
3D Printlife Algix ALGA PLA, ABS/PLA, nailon/PLA Algas molestas y materias primas vírgenes
Elastómero termoplástico de Treed Pneumatique Mezcla de caucho Neumáticos de desecho
Filamentos Fishy Nylon nailon 6 Redes de pesca
Prusamento PLA Reciclado rPLA Residuos internos PLA

6 filas más•

Video: 3d printing sustainability